El tratamiento de punción seca es utilizado por fisioterapeutas de todo el mundo desde hace más de 40 años. Sin embargo, no en todos los países está regulada, e incluso permitida, su práctica por parte de los profesionales de la fisioterapia. La clave está en cómo se establece la permisión o prohibición de traspasar la barrera cutánea por parte de los fisioterapeutas. En el mapa que se incluye en este post, se expone de manera gráfica, a modo de foto fija, cuál es la situación legal a día de hoy en este aspecto.

La punción seca se utiliza para tratar el dolor miofascial con una aguja, insertada en las áreas del músculo conocidas como punto gatillo. En el artículo «Physical Therapists &  the Performance of   Dry Needling An Educational Resource Paper» de la ATPA (American Therapy Physical Association), se destaca que algunos estudios previos defienden que la punción seca aumenta el control del dolor, reduce la tensión muscular, normaliza la disfunción bioquímica y eléctrica y facilita la recuperación de regreso a la actividad.

Punción seca y la barrera cutánea

En el tratamiento de la punción seca, y también en el de la electrólisis percutánea, el fisioterapeuta utiliza una aguja para acceder a una zona interna, como pueda ser un tendón o un músculo. En la mayoría de casos en los que la legislación es restrictiva con la práctica de la punción seca dentro de las competencias de los fisioterapeutas esta restricción limita el traspaso de la barrera cutánea. Sin embargo, la punción seca o la electrólisis podrían ser consideradas técnicas mínimamente invasivas en comparación con otros abordajes médicos, como la intervención quirúrgica.

Esta es la situación en varios países:

Ejemplos de regulación sobre punción seca en fisioterapia:

  • Holanda: En 2002, dos tribunales médicos decidieron que la punción seca debía ser considerada como parte del ámbito de la práctica de los fisioterapeutas.
  • Bélgica: la práctica está autorizada para los profesionales de la salud. Un organismo público está en proceso de elaboración de un informe para regular la formación y la obtención del derecho de practicar la punción seca. (Según documento realizado por Benjamin Bolla para la OMT-France, a petición de la sociedad francesa de fisioterapia).
  • Dinamarca: la punción seca está autorizada desde 2007 para profesionales de la salud, con fines terapéuticos.
  • España: La punción seca forma parte del currículo de los estudios de fisioterapia de varias universidades.
  • Reino Unido: libremente practicada por los fisioterapeutas, aunque no esté reglamentada específicamente. Existe un registro voluntario de práctica de punción seca, en el que el profesional se registra tras pasar los estandars de calificación, formación, ética y garantía y seguridad profesional,…
  • Suecia: práctica autorizada, sin regulación específica. Es responsabilidad del fisioterapeuta que el método de la punción seca vaya en concordancia con el conocimiento científico y la práctica, garantizando la seguridad. Es obligatorio que los pacientes deben ser informados de los posibles daños y sus derechos correspondientes.
  • Suiza: La práctica de la punción seca  por los fisioterapeutas está respaldada por la asociación suiza de Dry Needling (ASD). Se exige una formación mínima de 55 horas, con examen teórico y práctico, y formación continuada obligatoria cada 3 años.

Regulación de la punción seca fuera de Europa: ejemplos

  • EEUU: Algunos estados (Idaho, Nevada, Nueva York, Carolina del Norte o Tenesse) han dicho específicamente que la «terapia manual intramuscular» no pertenece al ámbito de la práctica del fisioterapeuta. EN Hawai, no está permitido a los  fisioterapeutas utilizar agujas para atravesar la piel del paciente. Los motivos para excluir esta práctica es que el procedimiento pueda ser invasivo, que pertenezca al ámbito de la acupuntura o que no esté incluido en el currículo educativo (según señala la ATPA).
  • En Australia, la asociación de fisioterapeutas no es partidaria de listar qué actividades pueden considerarse dentro del ámbito de la práctica y cuáles no. En su opinión, los fisioterapeutas deben conocer y aplicar cualquier práctica siempre que consideren que estén adecuadamente formados, entrenados, acreditados y considerados como competentes.

 

Si te ha parecido interesante este post sobre punción seca, quizás te pueda interesar:

  1. Explicando el dolor: post basado el libro “Explicando el dolor” (Explain Pain). Autores: David Butler y Dr Lorimer Moseley
  2. Intrusismo en fisioterapia: 5 casos que llegaron a la prensa
  3. Codo de tenista – codo de golfista