La obesidad infantil preocupa a padres y educadores, por su aumento, siendo España el país con un crecimiento más rápido de la tasa de obesidad infantil. Los causantes son el sedentarismo y los cambios de alimentación pero las cosas puedan cambiar. Dos programas han conseguido que los niños hagan ejercicio sin importar su condición física

Una milla diaria disminuye la obesidad infantil

La iniciativa de la Milla Diaria surgió en una escuela primaria de Escocia, y se ha extendido al resto de Reino Unido, Países Bajos y Sudáfrica. Todo empezó con un sencillo test: pedir a un grupo de estudiantes de 9 y 10 años que corrieren alrededor del campo de fútbol. Algunos no lo lograron: no estaban en forma, y querían hacer algo para cambiarlo.

Se decidió que los estudiantes andaran todos los días una milla diaria contra la obesidad infantil. Es el cálculo de dar 5 vueltas e invertir sólo 15 minutos (una milla = 1.600metros). Los cambios en los estudiantes se notarán al mes. 4 años después, miles de estudiantes de 500 colegios participan en esta iniciativa.


¿Es efectiva «la milla diaria» contra la obesidad infantil? Existe un estudio preliminar de las Universidades de Stirling y de Edingurgo que muestra que la obesidad infantil en las escuelas que practican la Milla Diaria en Escocia es la mitad que la media nacional. Además, se trata de una actividad inclusiva, no competitiva, que mejora el bienestar emocional, social, y también mental:

60 minutos al día para niños físicamente activos

60 minutos al día permite poner freno la obesidad infantil. Imagen original en: https://www.gov.uk/government

La obesidad infantil y el deporte activo

El deporte es una una herramienta potente para que los niños hagan ejercicio; también el deporte federado. Sin embargo, no siempre garantiza un mínimo de actividad física recomendada y la erradicación de la obesidad infantil. De esto habla el estudio: «Youth Sport Practice Model Gets More Kids Active with More Time Practicing Skills” Autores Michael Kanters et alii.

Según el estudio, los deportes organizados ayudan a los niños a estar activos, pero no garantizan un mínimo de 60 minutos diarios de movimiento, debido al tiempo de inactividad (tiempo dedicada  al estudio de estrategias, preval encia del talento sobre el trabajo,..)

Los deportes organizados requieren de políticas que fomenten el ejercicio, como propone el estudio de Michael Kanters. Se muestra el ejemplo la liga infantil de Hockey de Estados Unidos y una reorganización llamada ADM (American Development Model) que proponía áreas más pequeñas y más jugadores en los entrenamientos.

El estudio comparaba dos ligas con los dos sistemas. Con el sistema ADM, se dedica más tiempo al ejercicio y a la actividad física, vitales en la lucha contra la obesidad infantil. Se dedicó más tiempo a actividades intensas así como el gasto energético y la transmisión de conocimiento. En contrapartida, el sistema tradicional dedicaba más tiempo a simulación de juego.

De acuerdo con estas iniciativias, los padre deben considerar 3 ideas fundamentales en la lucha contra la obesidad infantil:

  • El ejercicio es básico en la lucha contra la obesidad y aporta bienestar a los niños.
  • Los programas deportivos no excluyentes son más efectivos que los elitistas.
  • Si programas como el ADM, 60 minutos al día o la Milla Diaria han conseguido ser efectivos contra la obesidad infantil, entonces los padres deberían fomentar el deporte no cometitivo y no exclusivo.

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo en Twitter.

 

EPTE® Concept Excentrics es un equipo isoinercial desarrollado por EPTE – Ionclinics, para atender a las demandas de entrenadores y terapeutas, puesto que permite el ejercicio en varias posiciones tanto en excéntrico como concéntrico.

Si te ha gustado el artículo, también te puede interesar: