Esta semana retomamos los post sobre Neuromodulación Percutánea Ecoguiada y evidencia científica y os hablamos del protocolo LTD– Long Term Depression. Para ello, contamos con el equipo de investigación de NMP® y EPTE®_Ionclinics; Francisco Ortega y Raúl Valdesuso, docentes de la formación NMP® Oficial y fisioterapeutas en la Clínica de Fisioterapia y Osteopatía Francisco Javier Ortega), así como Enrique VelascoMiguel Delicado del Instituto de Neurociencia de Alicante) y Patricia Beltrá López, investigadora del equipo y fisioterapeuta deportiva. El objetivo de este estudio es evaluar cómo influye a largo plazo la depresión (LTD) post-sináptica en la percepción del dolor en humanos sanos.

Neuromodulación Percutánea- Evidencia científica del protocolo LTD (Parte 1)

Introducción y metodología

Este artículo pretende definir cómo influye a largo plazo la depresión post-sináptica (LTD) al aplicarse sobre fibras de alto umbral (nociceptivas) sobre la percepción del dolor en humanos sanos. Esta intervención se basa en los cambios plásticos de las sinapsis químicas hacia la potenciación o la depresión de la neurona post-sináptica.

Para ello, realizan un protocolo de baja frecuencia sobre dichas fibras mencionadas anteriormente con los siguientes parámetros:

  •  Baja frecuencia (depresión): Frecuencia 1 Hz, duración 1000 pulsos (1000 segundos= 16 minutos y 40 segundos).

Para establecer la intensidad del tratamiento, primero definen el umbral a la detección de la corriente eléctrica en cada sujeto (T) y aplican 10 veces T (10xT) y 20 veces T (20xT), respectivamente, en el protocolo de depresión y potenciación. De esta forma hay cuatro grupos distribuidos de la siguiente forma:

  • Baja frecuencia con intensidades de 10xT.
  • Baja frecuencia con intensidades de 20xT.

Dicha estimulación se lleva a cabo con un electrodo de superficie especial que tiene pequeños picos para estimular más selectivamente las terminales sensoriales de las fibras C, más profundas que otros receptores. Además, se realizaron mediciones sensitivas en la zona estimulada y en otra zona distal no estimulada destinadas a la cuantificación de la percepción del dolor, la hiperalgesia secundaria y la alodinia. También se midió la vasodilatación de perfusión de la zona estimulada y adyacente para evaluar la liberación de sustancias peptidérgicas evocada.

Estas mediciones se realizan durante 40 minutos antes de la estimulación (medición basal), durante el protocolo y hasta 60 minutos después de la estimulación eléctrica.

Neuromodulación Percutánea- Evidencia científica del protocolo LTD (Parte 2)

Resultados

Respecto a los resultados obtenidos de la zona estimulada (homotópica) con un protocolo de baja frecuencia (depresión), observamos una disminución en la percepción del dolor (hipoalgesia) en la zona estimulada y adyacente durante el protocolo hasta el final de las mediciones (60 minutos) con intensidades de 10xT, lo que nos indica que este tipo de protocolo con esta intensidad induce una depresión post-sináptica de las fibras nociceptivas y con ello, una analgesia.


Sin embargo, cuando el protocolo de baja frecuencia (depresión) tiene una intensidad alta (20xT), vemos cómo hay una mayor vasodilatación y con ello una perfusión de sustancias peptidérgicas evocadas tanto en la zona estimulada (homotópica) como en la adyacente (heterotópica).

Por lo tanto, se observa una relación con altas intensidades (20xT) entre el aumento de la perfusión de las sustancias peptidérgicas evocadas y la no disminución de la percepción del dolor en la zona estimulada.

Neuromodulación Percutánea- Evidencia científica del protocolo LTD (Parte 3)

Resultados y aplicación clínica

Respecto a los resultados obtenidos de la zona adyacente a la estimulada (heterotópica), observamos que se produce una hiperalgesia secundaria en dicha zona al aplicar el protocolo a altas intensidades (20xT).

Estos resultados coindicen con el aumento aumento de la perfusión de las sustancias peptidérgicas evocadas. Además, estos datos predisponen al sistema a inducir una sensibilización central (Dougherty y Willis, 1991; Thompson y cols., 1994; Liu y Sandküler, 1997). Solamente uno de los sujetos desarrolló síntomas equivalentes a la alodinia con intensidades de 20xT.



Dichos resultados son interesantes para la práctica clínica ya que nos indican que con un protocolo de baja frecuencia e intensidad (umbral de activación de los nociceptores) se puede generar una depresión a largo plazo post-sináptica y con ello una hipoalgesia, es decir, una analgesia en humanos. Sin embargo, si estas intensidades son más elevadas, podríamos inducir un modelo de dolor (hiperalgesia secundaria y en algunos casos alodinia) en nuestros pacientes y con ello empeorar sus síntomas.

Es decir, existe una ventana terapéutica específica de intensidades de estimulación para cada paciente, y una estimulación excesiva podría causar efectos adversos.

Con todo ello podemos concluir que existe una ventana terapéutica específica de intensidades de estimulación para cada paciente, y una estimulación excesiva podría causar efectos adversos.

Si quieres formarte en Neuromodulación Percutánea y conocer de primera mano éste y otros protocolos, puedes informarte sobre la oferta de Cursos intensivos Neuromodulación Percutánea y el Curso Avanzado en Neuromodulación Percutánea aquí:

Infórmate AquíFormación NMP® 2021

Si te ha interesado este post también puedes leer:

Cursos Neuromodulación Percutánea. Entrevista a Francisco Ortega y Raúl Valdesuso

Neuromodulación Percutánea- Evidencia científica del protocolo LTP (III)