La musculatura glútea, por su situación anatómica tiene relación con diversas estructuras tanto de miembro inferior, como del tronco. Por tanto, presenta influencia en patologías circundantes a la cadera y miembro inferior. Esta semana en el blog de EPTE® os hablamos de la musculatura glútea y patologías en cadera y miembro inferior, además de explicar ejercicios terapéuticos para la recuperación del glúteo con el fisioterapeuta y docente Arnau Mach.

Musculatura glútea y movimiento femoral

Como ya hablamos, la musculatura glútea controla el movimiento femoral principalmente durante el desplazamiento dinámico de las extremidades inferiores y estabiliza la pelvis en diferentes planos. Dentro de este movimiento femoral, este complejo muscular va a estar íntimamente relacionado con la banda iliotibial, por tanto, la debilidad o lesión de esta estructura se puede asociar con el síndrome de fricción de dicha banda, la cual es una lesión de rodilla común que generalmente se presenta con un dolor lateral causado por alteraciones en el tejido de la porción distal de la banda iliotibial.

Como ya sabemos, es una banda gruesa de la fascia que se forma proximal por la confluencia de la fascia de los flexores de la cadera, extensores y abductores. La banda se origina en la cresta ilíaca lateral y se extiende distalmente a la rótula, la tibia y tendón de bíceps femoral. La banda se mueve por delante del trocánter mayor durante la flexión de la cadera y presenta un deslizamiento posterior durante la extensión, pero se encuentra tensa durante todo el rango de movimiento.

Por tanto, vemos, como aunque su etiología es multifactorial, la relación con los abductores de cadera provoca que una debilidad del glúteo medio lleve a una alteración de dicha estructura. De hecho, este estudio concluye que los corredores de larga distancia con SBIT tienen mayor debilidad en la abducción de la cadera en la pierna afectada en comparación con la pierna sana y frente a corredores de larga distancia sin afectación.

Musculatura glútea y dolor femoropatelar

Otra patología que está relacionada con alteraciones de la musculatura glútea, es el síndrome de dolor patelofemoral, partiendo de la base de su etiología multifactorial en los últimos años se ha demostrado la influencia de la cadera en esta patología presentando una menor fuerza de glúteo medio en situaciones de carga, la relación principal con el glúteo medio reside en una pérdida de control neuromuscular de la cadera, y su alteración origina un aumento de la aducción de cadera y rotación interna durante situaciones de carrera o sentadillas, alterando la mecánica de la rodilla.

musculatura glútea

Retraso en activacion del glúteo medio en diferentes tascas funcionales (Gluteal muscle activity and patellofemoral pain syndrome: a systematic review)

 

El glúteo medio también tiene una función imporante de prevención de lesiones del ligamento cruzado anterior tal y como vemos en esta revisión de 2006 donde se demostró que la extremidad lesionada había mostrado previamente un déficit activación de la musculatura glútea y/o capacidad de absorber las fuerzas de reacción durante los aterrizajes de salto frente al lado sano.

Ejercicios terapéuticos para la recuperación del glúteo

El uso de ejercicios terapéuticos tanto globales (sentadilla), como específicos (estabilidad propia glútea) para el trabajo de readaptación lesional o ganancia de fuerza es la mejor herramienta para poder prevenir y/o mejorar cualquier patología derivada de un déficit de activación de este músculo.

En la bibliografía podemos encontrar una gran variedad de estudios relacionados con los diferentes ejercicios que presentan una mayor activación del glúteo medio. En esta revisión encontramos una serie de ejercicios donde se ha evaluado el grado de activación muscular de éste musculo en cada uno de ellos.

Como podemos observar, aquellos ejercicios que más activan este músculo son el Puente lateral con elevación de pelvis y el squat unipodal.

Des de Ionclinics os explicamos una secuencia de ejercicios que utilizamos en nuestra clínica para la recuperación del tono de este músculo con el objeto de recuperar/ prevenir las patologías asociadas a su debilidad.

  1. Clam: Este ejercicio es de gran importancia principalmente por dos razones. En primer lugar, porque nos ayuda a efectuar una mejor activación muscular en descarga,  por lo que podemos ser más precisos y consientes a la hora de activar el glúteo. Y segundo, porque es el ejercicio que más activa el glúteo medio en relación al TFL, músculo sinergista en la mayoría de sus acciones pero que, como hemos visto, nos va a provocar una tracción hacia la rotación interna de fémur la cuál en ocasiones podría facilitar al desarrollo de un problema de rodilla.
  2. Plancha lateral y plancha lateral con abducción pierna contra lateral. Para ambos ejercicios, el sujeto se encuentra en una posición de decúbito lateral. El sujeto es instruido para mantener hombros, caderas, rodillas y tobillos en el mismo plano de forma bilateral, después realizamos un levantamiento de caderas provocando una alineación neutral de tronco, caderas y rodillas. Si el sujeto no tolera la posición de la primera imagen se permite el apoyo de las extremidad superior en el suelo, por delante. Una vez que se domina el primer ejercicio, se le añade la abducción de la pierna que queda arriba, focalizando aún más el trabajo de la musculatura abdominal y glútea. Además, se puede añadir una cinta elástica para aumentar la tensión muscular. Realizaremos el trabajo en series de 10-12” para ir aumentando paulatinamente el tiempo.
  3. Monsterwalk con goma elástica. El sujeto se coloca con ligera flexión de rodillas y cadera, empezando con los pies alineados a la altura de los hombros y mirando hacia delate. Des de esta posición va a proceder a realizar pasos laterales, teniendo en cuenta que ninguna de las dos rodillas queden orientadas hacia interno, es decir, que converjan en un plano frontal. Tal y como vemos en este estudio, según donde coloquemos la banda elástica para hacer resistencia, se va a reclutar en menor o mayor medida el glúteo medio.musculatura glútea
  4. Abducciones isoinerciales. Las acciones excéntricas son aquellas que el músculo se estira bajo una tensión, generando una acción de frenada (Horobeti et al 2013). Si pensamos en la marcha y especialmente en la carrera, vemos que este fenómeno se produce en la fase de apoyo.  Cuando corremos, hay una fase en la que venimos de estar suspendidos al aire e inmediatamente absorbemos todo el peso sobre una extremidad, la de soporte (contacto inicial y respuesta a la carga). Esta extremidad, además, deberá de contrarrestar el peso de la otra mitad del cuerpo, la cual intentará propulsarse para seguir avanzando. Durante este proceso, el glúteo medio deberá de activarse excéntricamente para que la pelvis de la pierna que no está en contacto en el suelo, es decir, la oscilante, se mantenga horizontal. Para que todo este proceso de desarrolle correctamente, será imprescindible un buen tono muscular excéntrico de dicho músculo. Para ello utilizamos el dispositivo isoinercial EPTE® Inertial Concept.

Poniendo un ejemplo de ejercicio, el sujeto se coloca lateralmente al dispositivo. Se coloca un anclaje al tobillo del sujeto. Si es preciso, se puede apoyar para mayor estabilidad a la hora de realizar el ejercicio. Éste consiste en realizar abducción con ligera extensión de la pierna extendida y seguidamente al llegar al final del recorrido articular, frenar excéntricamente el movimiento que seguirá el mismo plano oblicuo.

Así pues, hemos visto la importancia del glúteo medio en su implicación en patologías especialmente de EEII. Des de la Clínica Ionclinics entendemos el trabajo de este músculo como una pieza más del puzzle que representa la complejidad de las patologías musculoesqueléticas como las descritas.

Si te ha interesado este post, también puedes leer:

Patologías del glúteo medio

Fisioterapia deportiva