La espalda de los niños tiene 3 grandes enemigos relacionados con su actividad escolar. Esta tríada del mal está formada por el transporte de pesadas mochilas, el sedentarismo y la falta de higiene postural. Según un artículo reseñado por Infosalus, un 25 % por ciento de los niños va al médico por problemas de espalda. A estos factores se suma otro más reciente: el uso de teléfonos móviles. El dolor de espalda es un aviso del cuerpo del menor de que está sufriendo un estrés muscular excesivo que podría derivar en una enfermedad.

Transportar una mochila inadecuada con el peso mal distribuido, arrastrar un carrito con un sólo brazo, no hacer ejercicio o no sentarse adecuadamente podría causar lesiones en los escolares. El jefe de la Unidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Quirón, Héctor Rúperez, destacaba en una nota de prensa que esta «sobrecarga funcional en la columna vertebral del niño» puede corregirse con una serie de consejos.

La mochila ideal para la espalda del niño.

¿Qué debe pesar la mochila de libros que transporta en la espalda el niño? La primera pregunta es qué pesa el niño. La segunda qué pesan los libros y la tercera cómo debe ser la mochila.  Un niño o niña no debería transportar en su espalda más de un 10 ó 15 por ciento de su peso, según la asociación española de pediatría. Por ello, un niño de 40 kilos no debe llevar más de 4 ó 6 kilos en su mochila (compuesta de libros, libretas, estuche,…) Un libro pesa de media 1.500 gramos;  un cuaderno, 400 gramos. Si sumamos un estuche de 200 gramos y algún diccionario de 400 gramos, el escolar no debería transportar sobre la espalda más de 3 libros con sus libretas. Como máximo.

 

 

La espalda de los niños sufre en un 30 por ciento de los casos, según un estudio de la Fundacion Kovac.

La posición ideal de la mochila en la espalda del niño

La espalda del niño deberá transportar una mochila ligera. ancha en los hombros, apoyada en ambos hombros, respaldando peso en zona lumbar y ajustable en la parte inferior. para que no se «bamolee». Según  el vicepresidente del Consejo General de Colegios de Médicos, Serafín Romero debe apoyar la mochila en la zona lumbar y repartida simétricamente. Llevar un carrito evita la carga de ese peso en la espalda, pero al ser arrastrado con un brazo provoca posturas asimétricas también perjudiciales.

Algunos colegios de fisioterapia han puesto en marcha en los últimos años campañas de concienciación. El colegio de Fisioterapia de Cantabria, puso en 2014 una campaña divulgativa entre los escolares, y el colegio de fisioterapia de Andalucía hizo llegar una campaña a padres, profesores y alumnos.

Síguenos en Twitter: 

¿Te ha gustado este artículo? Quizás también te pueda interesar:
5 casos de intrusismo en fisioterapia

Explicando el dolor crónico

Evolución del movimiento humano