Medio centenar de profesionales y estudiantes de fisioterapia asistieron al taller teórico-práctico de la EPTE® o Electrólisis Percutánea Terapéutica celebrado durante el ‘V Congreso Nacional de Estudiantes de Fisioterapia’ en la casa de Cultura de Sant Joan (Alicante). Este congreso es la mayor reunión de estudiantes y profesionales de fisioterapia de España donde los mayores expertos exponen y comparten sus conocimientos así como sus métodos de trabajo y nuevas técnicas en fisioterapia como, por ejemplo, la EPTE®, una técnica que en los últimos tiempos ha supuesto una revolución en la recuperación de tendinopatías al ser un tratamiento indoloro que posee gran efectividad y rapidez en la recuperación con un mínimo grado en la frecuencia de recaídas.

Francisco Luis Garrido Luque, fisioterapeuta y osteópata del hospital Xanit (Benalmádena) y del Instituto de Rehabilitación Especializada (Málaga) ha explicado en qué consiste la técnica y cuándo se debe utilizar. “Con la EPTE® aplicamos en el paciente, sobre la zona a tratar, una corriente galvánica que provoca la destrucción del tejido blando degenerado y una respuesta inflamatoria necesaria para la posterior reparación sin que el tejido sano resulte afectado”. Francisco ha apuntado que “el 80% de los pacientes que acuden a las clínicas de fisioterapia lo hacen porque padecen tendinopatías crónicas”. Francisco, que cuenta con una experiencia profesional de 15 años, ha destacado que la Epte® es actualmente la técnica que más utilizan él y el Instituto de Rehabilitación Especializada de Málaga.

“Es la mejor herramienta, que pueden usar los profesionales de la fisioterapia, para tratar, principalmente, tendinopatías crónicas”, ha dicho.

 

El tratamiento de electrólisis percutánea terapéutica se complementa posteriormente con sobrecarga mediante ejercicios excéntricos. Francisco ha explicado que a su clínica le llegan pacientes que son directamente derivados de centros hospitalarios y a quienes el médico les ha recetado exclusivamente el tratamiento con la EPTE®. El profesional de la fisioterapia ha ilustrado el taller con casos prácticos como, por ejemplo, el de un paciente que padecía una fascitis plantar durante 4 meses y sobre el cual los tratamientos de fisioterapia tradicional no tuvieron ningún resultado positivo en el proceso de recuperación. En este caso, el paciente se recuperó después de tan sólo una sesión con la EPTE®. Por último, Francisco ha añadido que, además de su efectividad, esta técnica

“es indolora, un punto sin duda, muy valorado por los pacientes”.

 

El taller se ha complementado con una demostración práctica de la EPTE® a cargo de Carlos Ortí Tarazona, médico especialista en radiodiagnóstico de Alicante. Los asistentes han podido comprobar el efecto que la aplicación de la corriente galvánica produce sobre el tejido dañado y cómo se produce la electrólisis.

Entre los asistentes a este taller estaba Emilio García Carbonell ‘Kata, un experto profesional de la fisioterapia que cuenta en su haber con 29 años de experiencia profesional, principalmente en el fútbol de élite. ‘Kata’ ha contado algunas de sus experiencias al aplicar esta técnica. En especial el tratamiento que llevó a cabo para recuperar a Jorge López ‘Tote’ (Ex jugador, entre otros, del Real Madrid y Hércules C.F.) de una lesión en el tendón de Aquiles de ambos pies. Con la aplicación de la EPTE® y los ejercicios excéntricos posteriores el jugador

“consiguió recuperarse en tiempo récord”, ha explicado el fisioterapeuta.

 

El taller ha concluido con el turno de intervenciones por parte de los asistentes. Pablo Pérez-Manglano, fisioterapeuta de la clínica ‘Las Acacias’ de Valencia, ha explicado que la técnica EPTE® es “una de las más efectivas nunca antes probada por mí”. Entre los pacientes que han pasado por sus manos hay un joven que, después de sufrir un accidente, presentaba, durante 4 años, un fuerte dolor en un hombro que le impedía dormir de un costado y que le reducía la movilidad. Tras una sesión con la EPTE® el dolor remitió y mejoró ostensiblemente la movilidad. Después de una segunda sesión y junto con los ejercicios excéntricos

“el paciente se recuperó al 100%”.