Entrevistamos a Daniel Martín, uno de los profesores del equipo docente e investigador de EPTE® electrólisis percutánea teraputica. Daniel Martín es profesor de la Universidad Europea de Madrid, donde imparte clases exclusivamente en inglés. Entre otras materias, es profesor de la asignatura de Fisioterapia Deportiva. También ha sido profesor auxiliar en el Máster de Fisioterapia Manual en el aparato locomotor en la Universidad de Alcalá.

Daniel Martín es fisioterapeuta y cuenta con Máster universitario en Fisioterapia del aparato Locomotor. Actualmente está realizando el doctorado en Fisioterapia Manual en la Universidad de Alcalá. Además de la experiencia docente, cuenta con varios años dedicados a la atención como fisioterapeuta en varias clínicas de la Comunidad de Madrid.

Daniel Martín ha impartido varios cursos de EPTE electrólisis percutánea terapéutica (en Valencia, Santander, Barcelona), también en Porto (Portugal), y Amersfort (Holanda), curso impartido en inglés.

Daniel Martín: la electrólisis y tratamiento de tendinopatías

Daniel Martín: «La electrólisis percutánea es una herramienta que permite ir un paso más allá en el tratamiento de las tendinopatías, realizando un abordaje invasivo en el tendón, el cual muchas veces es necesario debido a que las técnicas manuales, agentes térmicos como frío/calor y el ejercicio terapéutico, entre otros, no son suficientes para restablecer los mecanismos de reparación tisular. La electrólisis en ningún momento es excluyente de utilizar otras medidas terapéuticas, sino complementaria. Por ello, representa una herramienta más dentro de nuestro arsenal terapéutico, sin ser técnica de primera elección para la gran mayoría de casos clínicos».

En su caso, combina su labor como formador en EPTE electrólisis percutánea terapéutica con su tesis en fisioterapia manual. ¿Qué ventajas para el fisioterapeuta puede presentar la electrólisis frente a otros tratamientos?

Todos los fisioterapeutes tenemos pacientes que no evolucionan favorablemente de sus tendinopatías. Realizamos todo tipo de técnicas en músculo, tendón y otros tejidos adyacentes, y al paciente le cuesta mejorar. Teniendo en cuenta los fundamentos teóricos de reparación tisular, en las tendinopatías existe una zona más reactiva al estímulo mecánico, su zona más externa o peritendinosa, y otra que es silente a este tipo de estímulos, donde además suele residir la degeneración tisular patológica, lo que llamaríamos el core tendinoso. Es aquí donde la electrólisis juega un papel fundamental, dirigiéndose a tratar la zona degenerada donde otros estímulos manuales y de ejercicio terapéutico no son capaces de llegar, consiguiendo que aquellos pacientes que “se nos resisten”, salgan adelante de manera satisfactoria.

Daniel Martín: docente EPTE en lengua inglesa

Ha impartido dos cursos EPTE electrólisis percutánea terapéutica íntegramente en inglés (Madrid, marzo 2016 y Amersfoort, Holanda, junio 2016) y cuenta con años de experiencia en la Universidad Europea de Madriden lengua inglesa.

Tuve la gran suerte de haber podido estudiar un año en Ohio (Estados Unidos) hace más de una década. Fue una experiencia maravillosa en todos los sentidos, pudiendo empaparme de su cultura y de su idioma. Sigo preocupándome por mejorar día a día mi nivel. Las clases que imparto de manera casi diaria son exclusivamente en inglés, lo cual me ayuda enormemente a perfeccionar este idioma aplicado a nuestro campo de trabajo y su lenguaje técnico.

 ¿Qué es lo que más les sorprendió a los alumnos del curso EPTE en Holanda (junio 2016)?

Valoraron la sencillez de las técnicas, pero en especial la simbiosis entre la parte teórica y práctica, como se desarrollaron todos los aspectos teóricos para saber aplicar correctamente la técnica. Comentaron que toda la parte práctica no se puede sustentar sin el módulo teórico, todo basado en una extensa revisión bibliográfica actualizada. Para ellos la técnica no tenía ningún fundamento sin una base sólida de conocimientos teóricos.

¿Qué papel fundamental tiene en el curso el módulo teórico introductorio y cuáles son los principales puntos en los que se centra?

Tanto en los cursos en español como en inglés se coincide que la parte teórica es fundamental para saber aplicar la técnica en el momento adecuado. Como en cualquier tipo de lesión, deberemos entender una serie de conceptos basados primeramente en su estructura y cómo funciona un tendón en condiciones normales. A partir de aquí, empezar a comprender los cambios anatómicos, histológicos, bioquímicos y las vías de reparación tisular, así como las distintas fases por las que pasa un tendón desde que enferma hasta que logra restablecer su homeostasis normal.

Una vez adquirida la base anatómica, fisiológica y fisioanatomopatológica, explicamos todos los fundamentos de la electrólisis, para que el alumno comprenda en qué se basa, cuál es la mejor manera de aplicarla y sobre todo, que entiendan cuál es el momento más adecuado para poder utilizarla. Como decía al inicio de la entrevista, no es primera técnica de elección, y en mis cursos enseño a que el alumno desarrolle una manera crítica de razonar, de saber cuándo y cómo se debe aplicar la electrólisis y cuándo debemos optar por otras opciones terapéuticas iniciales.

¿Cuál ha sido su experiencia de trato con el alumnado, en España, y de interés por esta técnica, en los cursos EPTE electrólisis percutánea terapéutica?
El alumno viene al curso con muchísimas ganas de aprender, más al ser una técnica novedosa en el tratamiento de las tendinopatías. Tienen muchas inquietudes, las dudas suelen venir por saber si esta técnica se aplica en todos los casos y momentos evolutivos de la patología, si es la primera técnica a utilizar por encima de otras, si se puede utilizar en otro tipo de tejidos corporales,… Todo se desglosa a lo largo de un fin de semana intenso de formación.

Daniel Martín: «ejercicio terapéutico y electrólisis percutánea»

Cada vez se está apostando más por el ejercicio terapéutico en el tratamiento de lesiones. ¿Cómo se complementa electrólisis y ejercicio terapéutico?
Daniel Martín: Desde luego el uno sin el otro no pueden vivir, «como en los buenos matrimonios». Muchas veces el ejercicio terapéutico por sí solo es insuficiente, al igual que le pasa a la electrólisis cuando se utiliza de manera aislada y no se acompaña de un programa de ejercicio terapéutico posterior. (Este tipo de abordajes suelen fracasar). Por ello, considero fundamental que cuando se aplique electrólisis sobre un tendón dañado, esté acompañado posteriormente con un ejercicio terapéutico adecuado para cada momento evolutivo de la lesión. No a todos los pacientes se les manda el mismo tipo de ejercicio, donde además la cantidad de carga, ángulos de ejecución del ejercicio y número de repeticiones varían según avanzamos en la recuperación del tendón.