Comprar ecógrafo: cuando un profesional sanitario decide comprar un ecógrafo ha de tener en cuenta diversos factores. Los principales están relacionados con la utilidad que se le va a dar al dispositivo, relación calidad/precio, el servicio post venta, así como la estrategia a seguir para obtener el retorno de la inversión en el menor tiempo posible. Si estás pensando en comprar un ecógrafo, te damos toda la información a tener en cuenta.

A continuación, te hablamos de cuatro aspectos a tener en cuenta antes de comprar un ecógrafo para que puedas decidir qué tipo de ecógrafo es el más adecuado para tí.

1. Comprar ecógrafo, ¿cuál es tu campo de aplicación?

comprar ecógrafoEl tipo de uso que se le va a dar al ecógrafo determinará el tipo de sonda, el rango de frecuencia y las características generales que ha de tener el equipo. Es importante fijarse en la calidad de la imagen, y en las aplicaciones del ecógrafo, que deben responder a las exigencias de la práctica profesional. Si lo vamos a utilizar para ver estructuras en el sistema musculo esquelético, deberemos tener en cuenta el uso de sondas lineales.

Un aspecto que a veces se pasa por alto y es importante, es saber si el ecógrafo se va a utilizar en un único centro o tendrá una movilidad entre centros. En este caso, habrá que prestar atención a la capacidad de la batería, así como a su tamaño y transporte de un sitio a otro de forma que el mismo este protegido de posibles impactos, derrames, ..,.

2. Comprar ecógrafo: formación del profesional

La ecografía requiere de muchas horas de formación y práctica clínica. Cuanto mayor sea tu formación más potencial le sacarás al equipo. La curva de aprendizaje para la utilización de la ecografía como una herramienta para diferentes profesionales sanitarios es bastante larga, aunque las nuevas tecnologías están ayudando en acortar dichos tiempos.

3. Estrategia para el retorno de la inversión

comprar ecógrafoLa compra de un ecógrafo requiere de una inversión ante la cual el profesional deberá analizar la propuesta de valor que aporta a su centro y a los servicios que ofrece a sus pacientes. Dicha inversión vendrá marcada no solo por el precio del dispositivo en sí, sino también por la formación necesaria para el correcto manejo del mismo.

Se dice que “una imagen vale más que mil palabras”. El ecógrafo es la herramienta que ayuda a determinar la patología de nuestro paciente, que inicialmente podemos sospechar en base a una anamnesis y exploración mediante distintos test clínicos, pero que se reafirma con una evidencia-“imagen” cuando hacemos exploración ecográfica en la zona afectada. No tenemos que olvidar que un aspecto importante es la correlación entre la imagen y la sintomatología del paciente. Parte de los hallazgos que se encuentran en la imagen pueden ser hallazgos ocasionales propios del proceso de envejecimiento por ejemplo, sin que condicionen por ello patología alguna. Si bien es cierto que este valor diferencial, se verá repercutido en el coste del servicio del paciente final, en pro de su mejor atención.

Por todo lo anterior, en esta estrategia se debe valorar la relación calidad/precio del ecógrafo que pensemos en comprar.

4. Comprar ecógrafo: servicio post venta

comprar ecógrafoCuando nos planteamos comprar un ecógrafo, hemos de buscar la opción que nos ofrezca mejores condiciones post venta, ya que es una parte muy importante a valorar. Cuando hay un problema, si no se tiene un buen servicio post venta tu inversión puede quedar en el aire.

En Ionclinics ofrecemos dos años de garantía y contamos con un servicio técnico en el país. La experiencia en EPTE® System para la aplicación de electrolisis percutánea terapéutica, nos avala.

 

Si te ha gustado este post, también te puede interesar:

Dolor de hombro, manejo conservador e intervencionista de la patología

Tendinopatías: causas más frecuentes