Dime qué lesión tienes y te diré qué deporte practicas

El codo de tenista es solo la manera común de llamar a la lesión en el tendón epicondilio. Curiosamente los jugadores de tenis sufren en menor medida de la dolencia «codo de tenista» que los amateurs. Lo mismo podemos decir del codo de jugadores de padel, ping-pong, squash o badminton. Todos sujetan una raqueta y todos pueden verse afectados por esta dolencia: la epicondilosis, conocida comunmente como epicondilitis o codo de tenista. Sin embargo, el entrenamiento para una correcta postura durante el golpeo tiene gran relevancia en rebajar la incidencia de la lesión.

El codo de golfista es otra lesión similar pero con diferente localización que el codo de tenista. También se sitúa en el codo, pero en su parte interna o medial, debido a la naturaleza del movimiento en este deporte (y de nuevo relacionado con una mala postura en el golpeo). También pueden verse afectados por «codo de golfista» jugadores de lanzamiento: fútbol americano, baseball, lanzadores de jabalina

Aunque el codo de tenista y el codo de golfista se relacione con la práctica del deporte, puede afectar a otro tipo de pacientes: técnicos de limpieza, herreros, fontaneros, electricistas, carpinteros,… El golpe de martillo o el gesto de atornillado pueden provocar codo de tenista o codo de golfista. Un hueso posicionado anormalmente puede ser una causa fisiológica de la lesión en el epicondilio o codo de tenista.

El epicondilio es el tendón del hueso epicóndilo, en la cara lateral del antebrazo. Cuando sufre un daño o degeneración destacada, hablamos de epicondiliosis, llamada epicondilitis comunmente. En el epicóndilo se insertan los músculos extensores de la muñeca. En el caso de deportes de raqueta, la tendinopatía va ligada al golpeo repetitivo de la pelota forzando la muñeca y sin hacer participar al hombro y el resto del brazo.

Codo de tenista golpeo de volea

Gesto de golpeo con volea en el tenis

El codo de tenista y el dolor

El codo de tenista puede llevar un dolor en esta zona externa del codo, que se ve incrementado en acciones del día a día (levantar objetos pesado o simplemente agarrarlos). La causa del codo de tenista tiene mucho que ver con la realización de ejercicios repetitivos. Un mal gesto, una rotación forzada en la muñeca y la mano (en lugar de ejercer gran parte de la fuerza de golpeo descargándola en el hombro) obliga al sobreuso de esta zona y su conjunto muscular y tendinoso.

El reposo no ha demostrado tener un efecto terapéutico en el tendón dañado en el codo de tenista. Una educación postural es la gran herramienta para la prevención. Varios fisioterapeutas apuestan por la electrólisis percutánea terapéutica para el trartamiento de la epicondilitis o codo de tenista en aquellos casos en los que otros tratamientos conservadores no han dado buen resultado. La combinación de ejercicio excéntrico – concéntrico – isómetrico aporta también un complemento al terapeuta.

El codo de tenista (también podría llamarse codo de jugador de padel) se localiza en la parte lateral del codo, en el brazo que utiliza el jugador (el derecho si es diestro, el izquierdo si es zurdo). Como el codo de golfista, responde a malos gestos en la práctica del deporte, como cargar la energía solo en el antebrazo (por ejemplo, un revés forzado) sin exigir la participación del hombro.

Codo de golfista

El codo de golfista recibe su nombre de la incidencia de lesiones en el tendón en la cara interna del codo en jugadores de este deporte

Golpe y posición en el golf

El codo de golfista responde a una epicondilosis medial (en la cara interna del codo). Puede tener relación con determinados gestos (en el caso de golfista, un golpe sin el armónico acompañamiento del tronco). El dolor se sitúa en esta zona interna. El codo de golfista guarda relación con el sobreuso de la zona y la acción de gestos repetitivos. El codo de golfista no es un codo elitista: encontramos estas dolencia en deportistas de otras disciplinas y en varias profesiones.

El codo de golfista podría también el codo de nadador, de jugadores de beisbol, fútbol americano o jabalina, levantamiento de pesas…. así como el codo de quienes trabajan con martillos y destornilladores, o pasan muchas horas frente al ordenador. Otra dolencia es la conocida como «síndrome del ratón». El giro repetido de la muñeca puede tener respecial incidencia en la tendinopatía del epicondilio. El dolor refiere en la zona de inserción, y se manifiesta con molestia y falta de fuerza.

El codo del golfista y el dolor

El dolor del codo de golfista se caracteriza por tener recorrido por la parte interior del antebrazo. El dolor dolor se sitúa en punto de muñeca cuando realizamos una flexión hacia abajo. Esta molestia puede incrementarse en gestos cotidianos como dar la mano. El codo de golfista puede doler con la palpación «a punta de dedo». Tras un diagnóstico médico, el fisioterapeuta cuenta con varias herramientas para el tratamiento. Una de las más novedosas es la electrólisis percutánea terapéutica EPTE. En cuanto a prevención, se recomienda elegir material con el peso adecuado a las necesidades del jugador (palos no demasiado pesados, palas de padel con el peso adecuado para nuestro nivel…).

 

¿Te ha gustado este artículo? Quizás también te interese: 


Juego al padel. ¿Me puedo lesionar?

La fascitis plantar: las chanclas no son para el verano.

Tendón de Aquiles. Lesión y tratamiento con electrólisis percutánea.