El postureo del verano se impone en esta época de selfies y fotografías en la playa. Con la llegada de las vacaciones se produce un cambio en nuestro hábitos, nuestras conductas motrices, y descuidamos algunos patrones de movimiento en pos de otros más «relajados». Buena cuenta del cambio son las redes sociales, en las que las rodillas (y el mar de fondo) roban protagonismo a los conocidos selfies faciales. Existe varias posturas del verano que son las preferidas por los usuarios…