Ir al gimnasio: este año sí que sí. Nos hemos propuesto pasar de las comilonas de Navidad a una vida sana y saludable, entre dieta y ejercicio físico. Y aprender inglés. Pero pasar del sedentarismo al ejercicio puede derivar en una lesión que frustre nuestro intento. Por eso hemos consultado a dos expertos, para empezar una nueva rutina en el gimnasio y no fracasar en el intento.  

Como hacer una vuelta progresiva

Para reincorporarse (o empezar de nuevo) el gimnasio, el mejor consejo es empezar de forma moderada. Es la manera de garantizar la continuidad. En el caso del ejercicio cardiovascular, se recomienda incrementar la intensidad de manera gradual. Para la musculación, es mejor optar por una rutina de adaptación, con menos peso, trabajando todos los grupos musculares.

Gimnasio y constancia

Recomendaciones para no frustar la vuelta al gimnasio

Consejos para volver al gimnasio

Para no fracasar en el intento de añadir el gimnasio como una de nuestras rutinas, tenemos que ser consciente si nuestro cuerpo ha estado demasiado tiempo en estado «sedentario». El doctor Fernando Martín, docente de EPTE® – IFT, advierte que «el ejercicio no es para el corto plazo» sino que los beneficios se proyectan en el largo plazo, y ese va a ser el objetivo. Entrenar de manera frecuente, varios días a la semana, es básico para empezar.

Martín también recomienda fijar pequeñas metas, asumibles, para posteriormente fijarse otras nuevas. Se recomienda empezar con el ejercicio tanto de fuerza como cardiovascular (pero el ejercicio de fuerza es imprescindible gracias a sus beneficios a nivel de metabolismo).

Empezar de manera demasiado intensa la vuelta al gimnasio no sólo podría suponer que no consigamos nuestras metas. También puede ser incluso detonante de una lesión. De esto nos advierte el fisioterapeuta y coordinador de docencia de EPTE®, Javier Herraiz: «cuando una persona que no realiza ejercicio físico de forma habitual decide iniciar esta andadura, lo más importante para evitar futuras lesiones es elegir aquel tipo de actividad que más se adecúe a las características individuales de cada sujeto y realizar dicha actividad con un buen planteamiento de las cargas a realizar y una correcta progresión en el desarrollo de la misma«.

Por este motivo se recomienda acudir a asesoramiento de profesionales cualificados «en relación a la actividad que mejor se ajusta a sus necesidades y al plan de desarrollo de la misma. De este modo, evitaremos las lesiones asociadas con una mala praxis del ejercicio«.

Qué no hacer cuando nos apuntamos al gimnasio

Podemos cometer algunos errores comunes que se suelen cuando te apuntas al gimnasio y decides llevar una vida sana después de una larga etapa sedentaria, por este motivo se recomienda:

  • Evitar el sobreentrenamiento para no lesionarse.
  • Los expertos aconsejan llevar varias rutinas e intensidades, no sólo para no aburrirse sino para que el cuerpo no se acostumbre y sea eficaz el entrenamiento.
  • Trabajar todos los músculos, la propiocepción, fuerza y flexibilidad para obtener un orden sano y equilibrado.

Para adquirir un hábito son necesarias entre 10 y 12 semanas.

¿Te ha parecido interesantes este artículo? También te podría interesar:

Running: 5 errores frecuentes que no debemos cometer

El vicio de ir en bici