La tendinopatía rotuliana o rodilla del saltador es una de las lesiones más frecuentes en la consulta de fisioterapia. Sin embargo, esta “rodilla del saltador” no es una lesión exclusiva de los deportistas de pruebas relacionadas con el salto como atletismo, voleibol,… si no que es una de las dolencias más habituales en un amplio espectro de población. A continuación, te describimos sus síntomas y tratamientos.

El tendón rotuliano es un tendón ancho y fuerte. Tiene un importante papel a la hora de dar estabilidad a la rodilla, principalmente tras un salto, tanto en el aterrijaze como a la hora de frenar un movimiento de aceleración horizontal asociado al mismo. La rodilla del saltador suele ser una lesión por sobrecarga. Alguno de los movimiento más lesivos para la rodilla del saltador son el salto y recepción, junto con los cambios de dirección constante. Estos son algunos de los deportes con mayor incidencia de lesiones de la rodilla del saltador:

  • Baloncesto
  • Voleibol
  • Fútbol
  • Atletismo
  • Running

La gravedad de la lesión de la rodilla del saltador dependerá del grado de evolución. Entrenar con una lesión puede empeorar con el tiempo, por eso es tan importante la prevención y la detección precoz de este tipo de dolencias.

¿Por qué se produce la lesión en la rodilla del saltador?

Blausen.com staff (2014). "Medical gallery of Blausen Medical 2014". WikiJournal of Medicine 1 (2). DOI:10.15347/wjm/2014.010. ISSN 2002-4436.

Blausen.com staff (2014).

Blausen.com staff (2014). “Medical gallery of Blausen Medical 2014“. WikiJournal of Medicine 1 (2). DOI:10.15347/wjm/2014.010. ISSN 2002-4436.

La rodilla es una articulación que permite el giro, flexión y confiere estabilidad de la pierna. En la biomecánica de la rodilla participan varias partes del cuerpo: fémur, tibia, rótula, cuádriceps, músculos de la parte posterior del muslo….En la parte frontal de la rodilla encontramos el tendón rotuliano y el tendón del cuadricipital (este último conecta a la parte superior de la rotula, con el músculo cuádriceps, y en su conjunto permiten la extensión de la rodilla). El tendón rotuliano se conecta a la parte inferior de la rótula y se une a la tibia.

Cuando el tendón rotuliano resulta dañado por una lesión (por ejemplo, la rodilla del saltador) este dolor se manifiesta especialmente cuando se realiza el gesto de extensión de rodilla. Además del dolor, la tendinopatía rotuliana también puede manifestarse a nivel funcional, con falta de estabilidad, debilidad en la rodilla,… dificultando en gran medida la actividad.

Síntomas de la rodilla del saltador y perfil del paciente

  • Dolor en el tendón rotuliano (debajo de la rótula, zona de mayor afectación de la lesión)
  • Dolor a punta de dedo,con la palpación en la zona afectada.
  • Rigidez en la zona al realizar gestos como sentarse, subir escaleras, saltar, ponerse de rodillas, …
  • Debilidad muscular asociada,…
  • Otros síntomas que podrían encontrarse ocasionalmente son falta de equilibrio, aumento de temperatura en la zona, o incluso hinchazón.

El perfil más común del paciente que sufre de rodila del saltador (tendinopatía rotuliana) es el de un deportista de 15 a 25 años que practica deporte con pesos extremos, por ejemplo, aterrizaje sobre una pierna, que supone una carga máxima elevada, en el origen del tendón rotuliano). También el sobrepeso puede afectar especialmente al tendón rotuliano, debido a la sobrecarga.

Diagnóstico y tratamiento de la rodilla del saltador

Algunos rasgos que podrían dar indicios de esta lesión sería un engrosamiento del tendón, la inflamación de tejidos de alrededor de la zona de dolor,… Para su tratamiento, sería muy importante conocer el origen de la lesión. La biomecánica puede encontrarse en el origen de la sobrecarga que haya propiciado la lesión en la rodilla del saltador. Por tanto, normalizar una biomecánica inadecuada juega un papel fundamental en el tratamiento de la lesión. Al igual que para el tratamiento de otras lesiones tendinosas será de gran importancia la modulación de la carga en función de la fase evolutiva de la lesión. No hay que olvidar que una patología tendinosa suele ir asociada de una perdida de la función muscular y del control motor. Se aconseja al paciente que experimenta alguno de estos síntomas que visite al profesional de la salud que le pueda orientar en el tratamiento.

Para el diagnóstico de fisioterapia de la lesión de la rodilla del saltador se valorará entre otros ítems el grado de dolor y de movilidad (movimiento como carrera, salto, de rodillas,…) Entre las distintas técnicas a aplicar en el protocolo de tratamiento podemos encontrar desde la modulación de la carga, el ejercicio terapéutico, la electrólisis percutánea EPTE,…

Como recomendaciones generales ante la práctica deportiva se propone la elección de un calzado adecuado al deporte a realizar y a las caractericticas individuales de cada sujeto, una correcta hidratación y descanso, un calentamiento mínimo minutos y/o estiramientos activos antes del ejercicio, acompañado de un entrenamiento de fuerza con cargas adecuadas como estrategia de prevencion. En general, se recomienda la visita a un terapeuta que pueda valorar la lesión y prescribir el programa de recuperación adecuado.

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

Codo de tenista – codo de golfista

La fascitis plantar: las chanclas no son para el verano